Maquinaria | Evaporador al vacío

Los evaporadores al vacío se usan fundamentalmente para tratar vertidos residuales de diferentes orígenes y con los objetivos siguientes:

  • Reducir el volumen de líquido de vertido.
  • Recuperar un producto en particular.

Para reducir al mínimo el consumo energético, la evaporación está preparada utilizando el principio de la bomba de calor y manteniendo la caldera de ebullición bajo vacío. A esta presión, se logra hacer evaporar el agua presente en la solución a concentrar a temperaturas muy bajas (35°C aprox.). Existe un circuito frigorífico que mantiene el intercambio de calor. El agua evaporada después se condensa y se obtiene agua limpia líquida. En el otro caso, el agua literalmente se evapora.